Enero 27, 2022

Radio Generación Inclusiva

Somos La Voz De La Inclusión

Personas con discapacidad se encuentran insatisfechas laboralmente

Descripción gráfica: sobre un fondo café, persona en silla de ruedas, la cual se observa desde la cintura hacia abajo, enfocando en gran parte la silla de ruedas en primer plano.
“Un porcentaje de la población con discapacidad, se encuentran insatisfechos en sus trabajos”.

Según una encuesta que hicieron los expertos en el bienestar social, descubrieron
inquietantes e importantes noticias relacionadas a la situación de las personas con
discapacidad. Resulta que, un 30% de las personas encuestadas indican que cree que
su calidad de vida no mejorará en un futuro próximo; el 33% indica que no puede
pagar gastos básicos y su alimentación si no es con un crédito o con un préstamo; el
52% asegura que con sus ingresos no le alcanza para todos los gastos que tiene,  y el
74% cree que no va a poder encontrar un espacio laboral mejor que el que tiene
actualmente. Lo que resulta ser algo preocupante, porque se supone que con la
nueva Ley de Inclusión Laboral, las personas en situación de discapacidad podrían
obtener un empleo, pero muchas empresas no cumplieron con lo establecido, es
decir, tener el 1% de sus trabajadores con discapacidad, como exige la ley; otros lo
cumplieron de manera parcial, ya que muchos lugares de trabajo no estaban
realmente capacitados tanto en el personal como en los instrumentos para trabajar,
como puertas amplias, ascensores o rampas para las sillas de ruedas o mesas de
trabajo a la altura necesaria del trabajador, computadores con lectores de pantalla,
etc…
Andrea Zondek enfatizó que el problema es de base, lo que se evidencia al ver los
datos de escolaridad de estas personas. que no es problema de ellas, sino de cómo se
excluye.
“Una de cada dos termina octavo básico; una de cada 10 termina la media y una de
cada 20 entra a la educación superior, pero un 1% la termina. Entonces falta
formación, pero no es porque la persona con discapacidad no pueda, sino que
sencillamente no se les han abierto las oportunidades”. También añadió que “a partir
de la Ley de Inclusión, se sumaron varios organismos que vieron una oportunidad de
negocio”.
“Claro, hubo varios que se incluyeron exitosamente, pero otro porcentaje no menor
no fueron bien incluidas. Entonces llega la pandemia y hay 9.000 personas con
discapacidad desvinculadas, lo que dice que muchos fueron contratados para llenar
un cupo, pero no se hizo el seguimiento, una intermediación laboral seria que incluye
proceso de selección y evaluación del puesto, etc…, por eso, evidentemente un
grupo mayoritario no ve un camino hacia la inclusión”

“Esto es realmente preocupante, porque se evidencia que las políticas que se han

implementado hasta aquí en este ámbito han sido insuficientes, no han generado los
cambios que se espera para un país que avanza en materia de inclusión. Si bien
tenemos hoy día una ley de inclusión laboral que establece que el 1% de los
trabajadores de aquellas empresas que tienen 100 colaboradores y más deben ser
personas en situación de discapacidad, estos datos nos indican que de esas personas
que están trabajando creen que no pueden optar a un puesto de trabajo mejor y eso
tiene que ver con la falta de ajustes razonables y con las brechas en la formación que
tienen muchas personas en situación de discapacidad que no les permiten tener
mejores expectativas”, sostuvo el presidente de la Fundación Chilena para la
Discapacidad. Matías Poblete.
El también educador diferencial con mención en discapacidad intelectual, enfatizó que,
aun cuando hay personas que se encuentran trabajando, necesitan vivir con un crédito
o un préstamo mensualmente para poder llegar a fin de mes.
“Aquí un llamado entonces a los candidatos presidenciales a mirar los datos de esta
encuesta como un ejercicio de concientización y un ejercicio de acercarse a la realidad
de las personas en situación de discapacidad para que puedan presentar propuestas
concretas, serias, que realmente cambien la forma que tienen de vivir hoy día estas
personas en un Chile que aún excluye y segrega”, dijo quien también es académico de
la Universidad Diego Portales.
Cabe explicar que ante la necesidad de contar con un diagnóstico más completo y
acabado del bienestar de la población,  fue diseñado por la Subsecretaría de
Evaluación Social del Ministerio a partir del año 2019 y se aplicó durante en el primer
semestre de 2021, un trabajo que consideró los aportes de diversos actores, tanto del
sector público, como de la academia, sociedad civil y organismos internacionales.