Diciembre 6, 2022

Radio Generación Inclusiva

Somos La Voz De La Inclusión

INÉDITO DOCUMENTAL DESCLASIFICA LOS ARCHIVOS SECRETOS DEL CEMENTERIO GENERAL

imagen de las camaras del cementerio general de santiago de chile

HISTORIAS INCRÍBLES DE FAMILIAS QUE HAN DEDICADO SU VIDA A TRABAJAR DENTRO DE LA
NECROPOLIS MÁS ANTIGUA DE CHILE Y ANECDOTARIOS EXTRAÍDOS DESDE LAS CATACUMBAS,
SERÁN COMENTADOS EL 21 DE JUNIO POR ERICK Y CATTY POR ‘RADIO GENERACIÓN INCLUSIVA’
EN EL PROGRAMA “ENTRE VIDAS”, Y DE MANERA VIRTUAL, SE ESTRENA EL DOCUMENTAL EN YOUTUBE Y SPOTIFY EL JUEVES 23 DE JUNIO A LAS 21 HRS.

Texto y Fotos: Erick Bellido / Catherine Reinberg
“Cementerio General: la historia jamás contada”, es un documental que logra poner en valor la importancia de rescatar el legado de su patrimonio material e inmaterial, a través de las voces de
personas que trabajaron ahí por más de 35 a 50 años, y que tras haber jubilado, por primera vez deciden contar en primera persona sus vivencias frente a las cámaras de televisión, para sorprender a la audiencia con diversos pasajes vinculados con sucesos históricos y que se encuentran latentes en la memoria colectiva nacional e internacional. Sin duda, relatos que tocan la fibra sensible del tejido social chileno, y que hasta ahora nunca habían sido revelados frente a la opinión pública tras más de 200 años de existencia.
Cada testimonio vertido por los ex trabajadores, entrega un fragmento de la historia de Chile que calza dentro de la línea del tiempo, lo que permite ampliar el conocimiento de hechos que fueron noticia, pero desde las vivencias de personas que pudieron ser testigos presenciales de hitos como
la exhumación de Pablo Neruda y Salvador Allende, los honores al momento del traslado de los restos de O´Higgins, observar en primera fila la masiva despedida de Patricio Aylwin, Violeta Parra y el “Gato” Alquinta, o bien, asistir la reposición a un nuevo féretro del cuerpo momificado del General Baquedano, tras la destrucción de su mausoleo, para el terremoto del año 1985. De eso y más, es posible encontrar relatos, incluso algunos más desgarradores como los vertidos en torno al Patio 29, donde se encontraron 125 cadáveres NN ejecutados en 1973.

José Luis Pacheco, presidente de la Asociación de Funcionarios del Cementerio General, destaca que “en una hora y veinte minutos se condensa una trama argumental que narra desde la voz de nuestros propios compañeros de labores, pasajes olvidados en el tiempo y otros tantos para muchos aún desconocidos, lo que da un sello inédito a este documental, porque saca a la luz la esencia de un lugar que esconde sorpresas en cada santo sepulcro”.
La productora CineUrbano y Búfalo Producciones, estuvieron a cargo del rodaje bajo la dirección de Patricio Bugueño (Q:E:P:D), la producción general de Sebastián Bugueño y Patricio Muñoz, la investigación periodística y guiones de Erick Bellido, además de la dirección fotográfica de Leonardo Quezada y la banda sonora de Leonardo Gollerino.

Luis Yévenes, eléctrico de mantención y dirigente del Cementerio General, explica la importancia
del documental “es primera vez que se capta en cámaras una serie de testimonios de decenas de trabajadores que, gracias a la ley de incentivo al retiro, ahora están jubilados, después de haber
trabajado más de 30, 40 y 50 años, dignificando su legado tras brindar silenciosa asistencia en momentos de profundo dolor a millares de familias sin distinción de ricos o pobres, siempre ceñidos en sus diversos oficios bajo el mismo protocolo post mortem”.

erick preparando una cámara de video

CEMENTERIO CON CARACTERÍSTICAS DE MUSEO ABIERTO
Desde la Sociedad Chilena de Historia y Geografía, Daniela Bustamante, pondera el valor que tiene la estructura del cementerio para acoger a los deudos “antes de ingresar al campo santo, por Avenida La Paz, la gente puede efectuar literalmente una simbólica procesión de acompañamiento a quienes perdieron a su ser querido, hasta llegar a la Plaza la Paz, para luego ingresar al cementerio y ser acogidos al interior de la capilla octogonal donde se da responso del último adiós, y luego al culminar el ritual de la ciudad de los vivos, se entra por completo a la ciudad de los muertos para proceder a la fase de la sepultación”.
La arquitecta Elisa Gil, cree que el cementerio tiene atributos únicos en su tipo “presenta una escala sin precedentes, posee bellos ámbitos que funden arte y arquitectura ecléctica unidos armónicamente con calles impresionantemente amplias. La forma y tamaño en que se planificó urbanamente ciudad de los muertos en Santiago no tiene precedentes, de ahí el interés que despierta su estudio en todo el mundo”.
Tomás Domínguez, arquitecto y bisnieto del ex presidente de Chile José Balmaceda, destaca que por tratarse el cementerio de un monumento nacional “requiere más resguardo de su patrimonio arquitectónico y paisajístico degradado por el paso del tiempo, la falta de mantención y la sequía”,
pero además agrega “el documental permite reflexionar sobre la importancia de legar a las generaciones del futuro un Cementerio General igual o mejor a la necrópolis que hoy heredamos,
siendo un cementerio que tiene características de museo y que habla de cómo la sociedad chilena ha enfrentado la muerte a través del tiempo, y eso no se puede perder, es la forma en que trascienden en el tiempo nuestros antepasados pudiendo ser recordados o visitados por su descendencia y ciudadanos en general”

dos personas frente a camara con el cementerio de fondo

ALGO MÁS SOBRE EL CAMPO SANTO
El Cementerio General se encuentra emplazado en pleno corazón de la comuna de Recoleta y alberga a casi 3 millones de personas inhumadas en sus 86 hectáreas. Diariamente, acoge un promedio de 20 a 30 sepelios, para lo cual intervienen más de 215 trabajadores, desglosados entre cuidadoras de patios, sepultureros, grabadores de lápidas, encargados de excavaciones, personal de crematorio, aseo, mantención de jardines, administrativos y guardias, sin contar a las cerca de 150 personas que trabajan externamente ofreciendo flores, adornos y alimentos, siempre manteniendo su espíritu servicial, democrático y dignificando un oficio poco reconocido. A pesar de su importancia a nivel histórico, arquitectónico y en la vida de tantos chilenos, hasta hoy no se había rendido un homenaje al papel de esta verdadera ciudad de los muertos, que es investigado a fondo en este reportaje-documental, que deja al desnudo situaciones que no dejarán indiferente a nadie.
Pocos saben, que, como una forma de terminar con el privilegio de ricos para acceder a un nicho al
interior de campos santos católicos o iglesias, Bernardo O´Higgins, firmó el 9 de septiembre de 1821, un Decreto Supremo, que permitió a personas laicas que, al momento de fallecer, no tenían un lugar donde ser sepultadas, pudieran encontrar la paz eterna de sus restos mortuorios al interior de un terreno donado por los jesuitas, y que hoy se conoce como Cementerio General.
Hasta antes de aquel hito, muchos residentes del otrora Santiago colonial, debían ser enterrados en los patios de sus casas, en terrenos baldíos, chacras, acequias o a orillas del Río Mapocho, lo que generaba un tremendo problema de salud pública. De esta forma, el gran mérito de esta iniciativa radica en que, por primera vez en Chile, se democratiza el derecho al eterno descanso para todas las clases sociales, convirtiéndose en la segunda necrópolis laica más antigua de América Latina.
Manuel Magallanes, otrora poeta sepultado cercano a Gabriela Mistral y sepultado en el Cementerio General, alguna vez sentenció “no es morir el quedar cuerpo inerte, viviendo en el recuerdo bendecido. El sueño de la tumba no es muerte, la verdadera muerte es el olvido”.