Junio 30, 2022

Radio Generación Inclusiva

Somos La Voz De La Inclusión

Destacan ejercicio físico como fármaco del futuro

mujer y hombre corriendo por la orilla de un rio

Siempre hemos escuchado que necesitamos de la actividad física para mantenernos sanos, pero ¿cuál es el impacto real del ejercicio en nuestro cuerpo?, ¿Qué tan eficaz es para nuestra salud tener una rutina de ejercicios de forma habitual? El académico Giovanni Rosales presentó evidencia acerca de ese tema.
 
Según la Organización Mundial de la Salud, al año 2030, el 70% de las muertes y el 60% de la carga de enfermedades serán consecuencia de alteraciones causadas por la obesidad. A pesar de ello, aún existe poca conciencia de esta enfermedad y muchas veces, solo es vista como un problema estético y material
para burlarse de las personas que la padecen. Por este motivo, el Magíster en Ejercicio Físico y Salud, de la Facultad de Educación de la Universidad San Sebastián, realizó un webinar para llamar la atención sobre la importancia de practicar deportes como método de prevención y tratamiento de enfermedades asociadas a la obesidad y el síndrome metabólico (Conjunto de trastornos que
aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, un derrame cerebral y diabetes.
El síndrome metabólico incluye presión arterial elevada, azúcar en la sangre elevada, exceso de grasa corporal en la cintura y niveles anormales de colesterol)
 
En una charla magistral dirigida a profesionales de las áreas de la salud y de la educación física, Giovanni Rosales, académico del magíster y de la carrera de Pedagogía en Educación Física del plantel, presentó evidencia de los diversos efectos benéficos del ejercicio sobre la salud en general, considerándose una importante opción terapéutica no solo para la prevención, sino también para contrarrestar las consecuencias de enfermedades asociadas al sedentarismo o la inactividad física.
 
“Parte de los elementos importantes que nos están enfermando tienen que ver con la disminución del ejercicio físico”, señaló Rosales, e indicó que los médicos deberían prescribir el ejercicio en el tratamiento de diversas afecciones.
 
El docente mostró las distintas manifestaciones en que las cualidades condicionantes, como la fuerza, resistencia o velocidad, inciden en las adaptaciones sistémicas, las cuales son determinadas mediante cambios en el control de peso, mejora en la función cardiovascular, incremento en el consumo máximo de oxígeno (VO2máx), mejora de la capacidad oxidativa, entre otras.
 
También existen modificaciones y mecanismos de regulación que dependen en gran medida de factores humorales o solubles de las células, que pueden ser liberados durante la realización de ejercicio y actuar en nuestro sistema endocrino.  Estos efectos sistémicos, afectados por la realización de ejercicio físico, son claves para desempeñar un papel terapéutico sin involucrar prescripción farmacológica.

Como consecuencia de la realización de ejercicio físico, se ha visto que se reduce o disminuye la severidad en enfermedades relacionadas al síndrome metabólico y se promueve un estado saludable y de longevidad. “Tiene que ver con la calidad de vida con cómo vamos a enfrentar el envejecimiento”, concluyó.
Ahora que ya sabemos lo importante que es para nuestra salud hacer ejercicio, es necesario tener en cuenta algunos factores, como por ejemplo, si no haces ejercicio hace tiempo, debes comenzar con algo de bajo impacto, adecuado para tu condición física. Es muy peligroso comenzar con ejercicios muy exigentes y exigir a nuestro organismo que pase de ser sedentario a todo un deportista. Esto puede traer verdaderos peligros para tu salud. Por este motivo, es recomendable que te realices una evaluación antes de decidir qué actividad vas a realizar.
También debes organizarte para practicar por lo menos dos veces por semana la actividad que realices, ya que si solo lo haces esporádicamente, tu organismo no va a estar preparado para el esfuerzo y puede traer más consecuencias negativas que positivas para tu salud.
Recuerda que una alimentación sana y equilibrada es indispensable para mantenernos sanos, por lo que no sigas las dietas de moda; recurre a un especialista, aumenta tu consumo de agua, frutas, verduras, proteínas de buena calidad y modera la cantidad de carbohidratos que consumes.

Ahora, ¡todos a ponernos en forma! Nuestra salud, lo va a agradecer.